Cómo operar sobre índices

Descubre cómo detectar oportunidades de trading en los mercados de índices

 

Comprender la correlación entre índices

Los índices son regionales o sectoriales, y sirven como excelentes indicadores sobre el sentimiento predominante en el mercado. Sin embargo, dado que en nuestros días las economías locales están estrechamente entrelazadas, no sorprende que los índices tiendan a estar altamente correlacionados.

La correlación entre los eventos económicos globales y las pautas del precio de los principales índices aporta una comprensión crucial a los traders que desean participar en los fascinantes mercados de índices. Por ejemplo, puedes saber cómo se cotiza actualmente el DAX y si abrió a la baja o con un hueco alcista, pero ¿qué significa eso para tí como trader, y cómo puedes sacar partido de las oportunidades escondidas tras los números?
.

Cómo explorar los mercados de índices

La información más importante sobre un índice, y que a menudo se proporciona junto con su precio actual, es la variación diaria (en porcentaje) y el número de puntos que se ha movido arriba o abajo desde la apertura del mercado.

Tomemos el DAX como ejemplo. Si crees que las perspectivas económicas de Alemania son positivas, comprarías CFD sobre el DAX con la expectativa de que las empresas de Alemania hagan subir el precio del índice.

Es importante recordar que, en ocasiones, los índices pueden subir, no a resultas de un crecimiento económico real, sino simplemente por un incremento del apetito por el riesgo, el deseo de poseer activos con riesgo como las acciones bursátiles. Estas desviaciones, sin embargo, no pueden durar mucho tiempo, y es probable que se produzca pronto una corrección en el precio. A menudo, los operadores comparan el desempeño de índices de diferentes regiones a fin de detectar oportunidades y aprovecharlas. Veamos cómo funciona esto en la práctica comparando el DAX y el S&P 500.
 

¿Estás preparado(a) para hacer operaciones reales con índices?



Crear cuenta

Correlación entre el DAX y el S&P 500

El índice S&P 500 está considerado como un valioso barómetro del mercado bursátil en EEUU, y se sigue como indicador de la fortaleza de los principales sectores representados en el mismo. Al otro lado del Atlántico, el DAX refleja el desempeño del mercado de valores alemán.

El gráfico siguiente muestra la fuerte correlación entre estos dos importantes índices. Cuando el DAX y el S&P 500 no se mueven en consonancia, a menudo se considera como una anomalía en el precio, y con frecuencia como una oportunidad de trading.
 

Correlación de precios DAX S&P 500




Diferencias entre el DAX y el S&P 500

A fin de evaluar cómo se moverán los mercados en caso de una anomalía en el precio, es importante conocer las características únicas de cada índice y de la región o los sectores que representa.
 

  1. Empresas que lo componen

La economía de los EEUU es una economía fuertemente impulsada por el consumo, y el S&P 500 representa empresas tecnológicas, financieras y del sector salud hasta aproximadamente el 50%. Alemania, por otro lado, es una economía impulsada por las exportaciones, con tan solo un pequeño sector tecnológico. En el caso de DAX, son las empresas químicas las que tienen la mayor ponderación.

 
  1. Índices de rentabilidad total y de rentabilidad del precio

Los índices de rentabilidad total miden la fortaleza de sus empresas componentes, asumiendo que se reinvierten todos los dividendos. El DAX, por ejemplo, es un índice de rentabilidad total. En contraste, el S&P 500 es un índice de rentabilidad de precios, lo que significa que los dividendos no se incluyen en el cálculo de la rentabilidad. Esta es una de las razones que ayuda al DAX a subir en comparación con los índices que no son de rentabilidad total.

Cuando los precios de los índices divergen, es importante tomar en consideración los factores mencionados antes de decidir en qué lado del mercado quieres posicionarte. La forma más popular de operar sobre índices es mediante CFD, también conocidos como "contratos por diferencias". Estos instrumentos financieros permiten a los traders beneficiarse tanto de los precios alcistas como bajistas, abriendo posiciones largas (compradas) si piensas que un índice subirá o cortas (vendidas) si piensas que el índice caerá.

Ejemplo de trading sobre índices

Posicionarse largo en el DAX

Supongamos que el DAX se está cotizando actualmente en los 12.427,20. Tu investigación sugiere que el sentimiento del mercado es positivo hacia DAX, y tus indicadores técnicos te dan una señal de entrada. Decides comprar 1 lote. Este tamaño de posición equivale a 1€ de ganancia o pérdida por cada movimiento de un punto en el precio.

Dos días después el DAX ciertamente ha subido, y ahora se cotiza en los 13.120,20. Tu ganancia se calcula deduciendo la diferencia entre el precio de apertura y el precio de cierre: (13.120,20 - 12.127,20) x 1 € = 693 €.
 
Ten en cuenta que en el ejemplo anterior las ganancias y pérdidas se calculan en la divisa de la región a la que está vinculado el índice. Pero no hay razón para preocuparte por cómo se traduce esto a la divisa de tu cuenta de operaciones. En ThinkMarkets las pérdidas y ganancias se convierten a tu moneda automáticamente y en tiempo real, de acuerdo con la tasa de cambio vigente.
 

 






Back to top